viernes, 14 de marzo de 2014

Protección de datos y el menor

Este post viene a consecuencia de un problema en el colegio de mi hijo.

Los colegios, empresas de actividades extraescolares, AMPA, etc.., tienen mucha información de nuestros hijos. Por otra parte, muchos padres realizan fotos, vídeos a sus hijos, donde también salen los compañeros de los mismos y éstas son subidas a páginas web, redes sociales, sin ningún consentimiento.

Aquí es donde encontramos el problema, al existir mucho desconocimiento sobre la privacidad y protección de datos de los menores.

Tengo que dejar claro que yo no soy abogada, ni he estudiado derecho. Voy a intentar explicar lo mejor posible este tema e intentar aclarar dudas, y sobre todo, dar mi opinión.

Datos de cáracter personal es cualquier información numérica, alfabética, gráfica, fotográfica, acústica o de cualquier otro tipo concerniente a personas físicas identificadas o identificables.

Lo primero que debemos tener en cuenta, es que estamos tratando de menores. Si es menor de 14 años, se necesita el consentimiento de madre, padre o tutor legal para que se puedan tratar sus datos. En el caso que sea mayor, lo puede consentir él mismo, aunque también se pida el consentimiento a su madre, padre o tutor legal.

Dicha autorización debe informar de quién trata los datos, cuál es la finalidad y uso, y, en el caso que tenga que cederlos a terceros, debe comunicarlo. Y lo mismo que autorizamos libremente el tratamiento de los datos, podemos revocar libremente esa autorización.

Muy importante:

Sólo se podrán utilizar los datos para la finalidad que se haya solicitado, y, en ningún caso, se podrán pedir más datos de los necesarios. Las personas encargadas de los datos deben garantizar la seguridad y privacidad de los mismos. Y esos datos deberán ser borrados cuando ya no sean necesarios.

Me voy a centrar en el tratamiento de la imagen del menor (fotografía o vídeo).

 

Además de la LOPD, la ley del menor nos dice en el artículo 4 Derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen:

1. Los menores tienen derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen. Este derecho comprende también la inviolabilidad del domicilio familiar y de la correspondencia, así como del secreto de las comunicaciones.

2. La difusión de información o la utilización de imágenes o nombre de los menores en los medios de comunicación que puedan implicar una intromisión ilegítima en su intimidad, honra o reputación, o que sea contraria a sus intereses, determinará la intervención del Ministerio Fiscal, que instará de inmediato las medidas cautelares y de protección previstas en la Ley y solicitará las indemnizaciones que correspondan por los perjuicios causados.

3. Se considera intromisión ilegítima en el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen del menor, cualquier utilización de su imagen o su nombre en los medios de comunicación que pueda implicar menoscabo de su honra o reputación, o que sea contraria a sus intereses incluso si consta el consentimiento del menor o de sus representantes legales.

4. Sin perjuicio de las acciones de las que sean titulares los representantes legales del menor, corresponde en todo caso al Ministerio Fiscal su ejercicio, que podrá actuar de oficio o a instancia del propio menor o de cualquier persona interesada, física, jurídica o entidad pública.

5. Los padres o tutores y los poderes públicos respetarán estos derechos y los protegerán frente a posibles ataques de terceros.
Los padres tenemos que ser concientes que lo mismos que los maestros nos tienen que pedir autorización para realizar fotografías o vídeos a nuestros hijos. Nosotros no podemos realizar fotos de menores que no son nuestros hijos, sin el consentimiento de los padres o tutores. Y, sobre todo, subir fotos a redes sociales o páginas web, ya sea del colegio o blog personal: Siempre tenemos que tener una autorización.

Este tema es muy complicado para los centros educativos, ya que se realizan muchas actividades y, tanto las familias, como profesores, quieren fotografiar y grabar para tener un recuerdo (siempre con autorización).

Pero qué ocurre cuando el padre de un menor no quiere que se le realice fotos a su hijo: 

Si el menor participa en una función o actividad donde participan todos sus compañeros y los padres van a verla. Claramente los padres quieren realizar fotos. ¿Qué hace el profesor? ¿Y el colegio?

En mi opinión la solución en estos casos es que se prohiba hacer fotos a los padres en dichos actos, y sean los profesores los que realicen una foto o vídeo y, después, se realice un tratamiento para difuminar la imagen del menor. De esta forma no estamos apartando al niño, ni quitando, a los demás padres, el derecho de tener un recuerdo de sus hijos.

Dichos vídeos o fotos no se deben subir a redes sociales o web del colegio sin previa autorización de madre, padre o tutores, y los padres que realicen fotos o vídeos de grupo, si no tienen autorización, no pueden subir dichas fotos o videos a la red.


Conclusión:
Tenemos que tener claro que es un tema muy delicado. En general, todos queremos tener recuerdos de la etapa escolar de nuestros hijos, pero se tiene que respectar y proteger a los menores. Y debemos respetar el derecho de los demás a no querer que las imágenes de sus hijos circulen por la red.




9 comentarios:

  1. hola m jose,aca en colombia hace una ley que quiere que las empresas que manejen los datos no compartan dicha informacion ya que hay gante que qire obtenerlos para venderte cualquier cosa o tener datos personales para realizar robos ;la ley de habeas data ...y hay restricciones en la forma de diseñar las bases de datos en diferentes empresas.a verdad que hasta ahora habia oido una en que se protege a los menores....verdad que aca los menores no importan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ley está hecha, pero el cumplimiento de ella, está llevando a conflictos en los centros educativos.

      Espero que allá pronto tomen medidas para proteger a los menores.

      Eliminar
  2. A mi me parece que ni tanto ni tan calvo. Sí creo que el colegio tiene que informar a padres y alumnos de los riesgos de internet y de las obligaciones legales que comporta su uso, pero no me parece que los profesores deban ser los responsables de la captura y tratamiento de las imágenes. Me parece bien ayudar a los padres a ser responsables de la forma más eficiente, pero no traspasar esa responsabilidad a quienes ya tienen bastante. Una alternativa intermedia sería, desde mi punto de vista, poner a disposición de padres, profesores y alumnos (y madres, profesoras y alumnas, y tutoras y tutores legales) una red social interna a la que solo ellos pudieran acceder. Se me ocurre.
    Saludo y enhorabuena por el blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema está en que, según la ley, es obligatorio pedir permiso, porque el colegio no es ámbito privado. Si un padre no quiere bajo ningún concepto que se fotografíe a su hijo, entramos en un conflicto, porque es muy difícil poder controlar qué van a hacer el resto. No sé si se inculple la ley al permitir las fotos a los padres ni la implicación, en caso de denuncia, a los responsables del centro.

      Para no excluir al niño e impedir problemas, le tocará al centro, si hay alguna actividad y se hacen fotos o vídeos, tratarlos. La otra opción sería sacar de estas actividades al niño en cuestión o prohibir, directamente, para que se puedan hacer. Pero, la exclusión de un niño, también vulnera la ley, en cuanto a derechos. Entonces, ¿cómo debe actuar el centro? ¿Qué opciones tiene?

      Es un tema muy complicado...

      Eliminar
  3. Hola Maria José, un tema interesante.

    La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) emitió un informe (0194/2009) en el que concluía, como tu dices, que debe obtenerse el consentimiento de los padres para que el colegio publique fotos de los alumnos.

    No hay duda de que un colegio está sometido a las obligaciones de la LOPD (deber de información, obtención del consentimiento, ejercicio de derechos ARCO, ...), sin embargo, a mi se plantea la duda cuando son los padres quienes publican o comparten en Internet fotos de menores que no son sus hijos. El artículo 2.1 de la LOPD establece que quedan excluídos de la Ley de Protecció de Datos "los ficheros mantenidos por personas físicas en el ejercicio de actividades exclusivamente personales o domésticas", y parece claro que las fotos de recuerdo de una actividad escolar forman parte del ámbito doméstico, ¿no?.
    Llegados este punto, solo nos quedaría atender a la Ley del Menor (que las imágenes "no menoscaben la honra o reputación" del menor).

    Personalmente, yo, como padre, no publicaría imágenes de otros niños en Internet o, antes, pediría permiso a los padres (aunque en realidad, no me suelo colgar fotos ni de mis hijos :D).

    Soy el webmaster de la página web del AMPA de la escuela de mi hija y cuando organizamos una actividad (como el Carnaval, hace un par de semanas) en el boletín de inscripción incluímos un texto en que informamos de que podemos tomar fotografías que podrían ser colgadas en la web del AMPA; incluímos una casilla que puede marcar quien desee oponerse a la publicación de fotografías. Por ahora no se ha dado el caso, pero si en algún padre expresara su oposición, o bien no se tomarían fotografías de ese menor o -en caso que apareciera de forma reconocible en alguna- o no se cuelga o se difumina.

    Un saludo,

    Joan Figueras (@JoanFiguerasT)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema que se plantea en el colegio es el siguiente:
      Un padre no quiere que su hijo sea fotografiado, pero lo ha llevado al extremo: No quiere que nadie le haga fotos, ni el colegio, ni otros padres.

      Por otro lado, algunos profesores han fotografiado a los peques, no solo dentro de una actividad grupal, si no que, también, en clase, para hacer un recuerdo a los padres, ya que se acaba la etapa de infantil.

      El padre anterior, ha amenzado con denunciar al colegio y al profesor, porque también está su hijo. Por ahora, no está colgado en ningún sitio web, subido por el colegio.

      A esto, el colegio ha decidido prohibir las fotos, tanto hechas por padres, como por profesores, para evitar problemas.

      La respuesta por parte de otros padres, es que, si no les dejan sacarles fotos a sus hijos, denunciarán también al colegio.

      Además, un padre ha decidido hacer un blog personal, con las fotos de los niños, no solo sin pedir consentimiento, sin retirar las de aquellos niños cuyos padres le han pedido explicitamente que lo haga.

      A mi me toca la parte neutral... No quiero que se suban fotos de mi hijo sin mi consentimiento, pero tampoco quiero que no se puedan hacer.

      Como quién tiene el permiso o no de publicar fotos es el colegio, entiendo que quién debe asegurarse que, dentro del mismo, no se incumple la ley, debe ser él, aunque esto sea una carga más para los profesores. Sería una forma de evitar actitudes, por parte de algunos padres, irrespetuosas, como el tema del blog.

      Eliminar
    2. Mº José
      el otro dia di una charla sobre ciberseguridad y toqué el tema de la privacidad como es habitual en estos casos.
      A raíz de eso una persona, madre y gestora de una AMPA, me contactó para invitarme a comer y charlar mas en profundidad conmigo.

      Me contó una historia que da miedo solo de pensarla, acerca de como una persona casi hundió por completo un colegio, con una simple demanda a la AEPD motivado por el despecho y las malas artes, pero con todo el amparo que la legislación le brindaba.

      SI de verdad te interesa el tema y tienes curiosidad en montar un grupo de trabajo sobre el tema, os pongo en contacto.

      Saludos
      AA

      Eliminar
    3. Estoy muy interesada. Me encanta la idea de montar un grupo de trabajo sobre el tema.
      Saludos!

      Eliminar
  4. PD: Neutral es aquel que no se ve afectado por ningun evento ni reclama ninguna posicion, por eso yo en tu lugar no diria que eres neutral; tienes una postura definida que en caso de ir a tribunales favoreceria una prohibición explícita (las prohbiciones, desde el punto de vista legal, prevalecerian sobre los derechos, y está claro que no podréis conseguir las dos cosas a la vez).

    Eso si, la postura es razonable y defendible. Pero si se lleva al extremo, acaba con las libertades de los demás.

    Cuando los humanos no vemos fronteras claras y definidas, nos volvemos locos buscando lo imposible.

    ResponderEliminar